21 de julio de 2008

3 comentarios:

Esther dijo...

Me encanta esta canción, nunca la había escuchado.
Siempre abriendo nuevos horizontes.

Un abrazo

Rosita Fraguel dijo...

A tí también te pasa, ¿a qué sí? Esas penas que vienen y luego se van. Mejor seguir el consejo y no mirarlas demasiado y si hace falta, echarla a golpes como hace Olga :P

Me alegro de haberte descubierto a una gran voz, disfrutala.

Una sonrisa :)

fewibef dijo...

Hola!!
Cuanto trabajo atrasado tengo contigo :-(, pero empezaré por el final.
Gran canción y perfecto el momento... ahí andole dando cojinazos a mi cosa de pelos negros (ejem, abstenerse grasiosillos).
Eso si, se me han puesto los pelos de punta cuando ha cogido las tijeras para pelar al otro mientras dormía =:-/
Gracias.