12 de diciembre de 2005

Yo soy...

...un hacedor de historias y puedo contar historias de muy diversos tipos, incluso aquellas que incluyen a otros hacedores de historias. Puedo hacer una historia que hable de un hacedor de historias en lo más alto de la más alta torre en el más lejano país, en la más lejana ciudad, en el más lejano tiempo. El hacedor se encuentra creando una historia absorto en el milagro de las letras que se entretejen bajo su pluma y va hilvanando poco a poco la realidad de su irreal mundo. Mientras tanto un feroz dragón se acerca a su ciudad y la asola por completo. Sobre la montaña de cenizas de una ciudad muerta se alza aún la torre inmaculada de dolor como centro de una espiral de destrucción que aún es descrita en el aire por el feroz dragón. Y cuando el hacedor de historias levanta al fin la cabeza del pergamino, coloca la pluma en el tintero y pasa el secante sobre su trabajo terminado, entonces y sólo entonces el dragón se lanza en picado sobre mí.

2 comentarios:

RaveN dijo...

Me recuerda a aquellas antiguas batallas de aquellos antiguos literatos...

Y también a los libros de D'Ni.

Un beso, preciosa. Sigue así.

Perfecto Cuadrante dijo...

¡Qué bonito!