16 de junio de 2007

David y Goliat

Últimamente, supongo que por una sensibilidad adquirida hacia el tema, me encuentro con muchas personas que hacen gala de una vanidad hiriente y ridícula. Veo ambición, veo muchas máscaras, demasiado afán por demostrar al otro cuán maravilloso es uno mismo... De un tiempo a esta parte, mis mejores conversaciones son las que mantengo con el guardia de seguridad en el trabajo, con la limpiadora o la camarera que me sirve el desayuno: gente de verdad (quien haya leído "Despacho 101, Memorias de un Ingeniero" me entenderá perfectamente).

Me alarmo ante la velocidad con que se reduce mi lista de personas entre los seres humanos.

Y hoy, me he dado cuenta de que la culpa de esa reducción sólo la tengo yo misma, porque aún no se mirar como debería. Ahora sé que hay muchas personas que todavía permanecen ocultas a mis ojos poco perspicaces...

Hoy David ha vuelto a ganar a Goliat y joder, qué patada en los huevos le ha metido.

(Gracias Fanshawe)

2 comentarios:

fanshawe dijo...

Un placer, como siempre. Y gracias a Paul Potts, en todo caso :-)

pupupidu dijo...

Que video tan emocionante!!! Efectivamente cuando uno pasa al lado de él no puede imaginar todo el talento que tiene dentro ....