19 de junio de 2008

Asuntos pendientes

Aún no agradecí por aquí la gran fiesta de cumpleaños que disfruté y como para rendir cuentas nunca es tarde: gracias a los que vinisteis, a los que no pudisteis ir pero estuvisteis de algún modo y a los que me olvidé de avisar, espero que sepan disculpar mi eterno despiste. La verdad es que fue una noche especial, en la que me sentí muy querida y eso no sólo no es poco, sino que me da la oportunidad de atesorar unos de esos momentos para rescatar en los malos tiempos. Gracias una vez más.

Y otro asunto pendiente que me quedó en el tintero era hablar del seminario "Rostro, cuerpo e identidad. Miradas a la historia del retrato fotográfico en el siglo XX" al que asistí hace una semana. Además de haber adquirido una nueva visión del hecho fotográfico, de su inserción dentro del mundo del arte, de su evolución e historia como medio y objeto, además, me ha reportado una reflexión que quería compartir: de todas las conferencias, que fueron interesantes y ricas, de todos los ponentes, que estando en línea con sus pensamientos o no, es innegable que aportaban ideas, la mejor sin duda fue la mesa redonda con Pierre Gonnord y Miguel Trillo. Cada uno a su modo, cada uno con sus formas y su obra, demostraron que a menudo los artistas (en general los apasionados, pero esto necesita una argumentación más extensa) son un poco más humanos que la media. Que el creador, quizá por el mismo hecho de ser madre, padre, dios, como lo quieras llamar, de una forma constante se queda enganchado a la vida y profundiza entre las líneas de este deshumanizado mundo. Si digo que disfruté mucho con sus exposiciones diré poco, me limitaré a agradecerles el soplo de vida que nos regalaron a todos.

De bien nacidos es ser agradecidos, ¿no?

3 comentarios:

Maxtonso dijo...

Con respecto al cumple, yo desde luego también lo pasé genial.

Muchos besos

pupupidu dijo...

Ohhhhh !! Felicidades atrasadas !!
Besos desde Italy

fewibef dijo...

Respecto al cumple, yo también disfruté como un enano.
Respecto a las charlas, también me encantaron, pero lo mejor fue la compañía ;-)
Respecto a los ponentes, pues como tú también disfruté de lo lindo oyendo a los fotógrafos. Cómo trabajan, cómo piensan y casi casi cómo sienten.
Por cierto, no te pierdas la exposición de fotografías al hilo de las charlas, yo la vi el martes y volveré :-)

Besos.