14 de septiembre de 2006

Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario


La motivación para acercarme a este libro vino de la mano de su
publicidad cuando Disney lanzó la película. Escuché repetidamente (y lo he recompobrado después por internet), siempre que se hablaba del libro al hilo de la película, que la saga sobre Narnia de C.S. Lewis era un clásico de la literatura universal infantil. Y esa es una afirmación que merecía ser comprobada. Para mí la lista de clásicos de la literatura universal infantil es algo así como un Olimpo de obras maestras donde coexisten los libros de Michael Ende, Dickens, "El Principito" de Exupéry... Así que me imaginaba que las crónicas de Narnia debían de estar a esa altura en cuanto a calidad e interés. Nada más lejos de la realidad.

El libro concreto "El león, la bruja y el armario" (pongamos en cuarentena el resto de la saga) es de una pobreza sorprendente: una historia naif e insulsa, una narración que evita todo momento de tensión literaria (los poquísimos a los que parece conducir el hilo narrativo del libro son esquivados por el autor de una forma descaradamente gratuita), una descompensación en el desenlace que te hace pensar si llegados a cierto punto el autor pensó que había que acabar el libro ya y porque sí y en el menos número de páginas posible. Para colmo está lleno de prejuicios machistas sobre lo que un personaje femenino o masculino es capaz o no de hacer durante la trama... En fin, un desastre; el típico libro infantil que parece suponer que los niños por ser tales son tontos.

El libro es de 1950, así que no comprendo la justificación de muchos sobre el aparente menoscabo en calidad que perciben los iletrados e incultos a causa de la antigüedad de la obra, que requiere por parte del lector una contextualización y una cultura y erudición suficiente para entenderla, porque no es tan antiguo. Dickens había muerto ya cuando C.S. Lewis nació y no hay comparación entre las obras de uno y otro y "El Principito" por ejemplo es de 1943 y posee una fuerza que en Narnia ni se vislumbra tan siquiera.

Los que me leeis sabéis que es raro que haga una mala crítica de un libro. Esto es así porque en general si el libro no me gusta no hablo de él (leo bastante más de lo que comento por aquí, es mi pequeño secreto :P), pero en casos como éste no puedo evitar hacer un comentario. Parece que se ha creado el meme de que este libro es un clásico de calidad sobrada cuando, en realidad, tengo mis fundadas dudas sobre si quienes afirman esto realmente lo han leído. Por mi parte y en mi opinión, no hay duda, en ese Olimpo imaginario de los clásicos no cabe este libro. Sólo salvaré la dedicatoria (que es lo que más me ha gustado con diferencia):

"(...)Escribí esta historia para ti, pero cuando la empecé no había caído en la cuenta de que las muchachas crecen más rápidamente que los libros. Por lo tanto, ya eres mayor para los cuentos de hadas y, para cuando el relato esté impreso y encuadernado, serás aún mayor. Sin embargo, algún día serás lo bastante mayor para volver a leer cuentos de hadas, y entonces podrás sacarlo de la estantería superior, quitarle el polvo y decirme qué opinas de él. Probablemente, yo estaré tan sordo que no te oiré, y seré tan viejo que no comprenderé nada de lo que digas... (...)"

10 comentarios:

Nietzche dijo...

A falta de leerme el resto de la novela... O cuentos para niños tontos de los cicuenta segun tu critica...
Reconozco que la dedicatoria es cojonuda...

maxtonso dijo...

La verdad es que la peli no me ha llamado la atención como para verla, y si encima el libro es así de malo me da a mi que Narnia no va a formar parte de mi cerebro.

Eso sí, la dedicatoria está genial.

spike_mandrake dijo...

Uhm ... no vi la película. Me dijeron que era infántil. Semanas despues, un compañero del trabajo adquirió el libro y se dispuso a su lectura. Lo acabo y me dijo que era una auténtica infantilidad carente de inteligencia alguna. Ahora tú lo confirmas.
Seguiré con mis lecturas habituales.

edinne dijo...

Quizás es que tenía 10 años cuando lo leí, cuando leí los 7, y si he de ser sincera no me he atrevido a volverlos a leer. Concretamente el 2º -"El león, la bruja y el armario"- era el más infantil de todos. Los leí muchas veces, y quizás la ingenuidad que tienen es lo que me encante de ellos.
Pero hay escenas que jamás olvidaré, la forma que tuvo de presentarme otros mundos, la magia y la fantasía me cambió para siempre.
Intenta imaginarte que vuelves a tener 10 años, y dáles otra oportunidad.

Emperatriz Infantil dijo...

Yo me los leí hace poco, y aunque éste es el más flojito de todos, las historias de los demás sí guardan sorpresas. Y si bien sí que son un poquito machistas, me parece que es el único defecto que tiene. La simplicidad de vez en cuando es entretenida, y para niños pequeños puede significar mucho más que para nosotros (a paerte de que me parece que la segunda mitad de "La historia interminable", por ejemplo, no es en nada para niños, o que El Principito tiene poco que ver cuando lo lees de pequeño y cuando lo lees de mayor, ¿no?) Estoy con Edinne, intenda darle una oprtunidad al resto.

Rosita Fraguel dijo...

Edinne, respeto mucho que te gustaran y me alegro si te aportaron tanto pero sigo en mis trece, lo siento. Cuando yo tenía 10 años leía el principito y a julio verne, los hollisters, los cinco, los libros de elige tu propia aventura de timun mas, cómics de mortadelo... esas cosas. Tampoco creo que entonces me hubiese gustado Narnia.

Al menos convienes conmigo en que son ingenuos y me fío de lo que comentas sobre que este libro es el más infantil de todos (amplío la cuarentena del resto).

Menos mal que sobre gustos no hay nada escrito porque si no el mundo sería muy aburrido...

Rosita Fraguel dijo...

Emperatriz infantil, me parece curioso oirte hablar de la historia interminable :P La segunda parte es tan para niños como la primera (sólo que de la segunda no contamos con imágenes prefabricadas), cuando somos niños no somos tontos sólo somos niños, no necesitamos cosas más sencillas o con menos mensaje. Claro que una lectura de adulto de esos libros es distinta, pero eso no cambia el hecho de que son libros sobre temas que interesan a los niños (la amistad, la fantasía, el amor...) y que dejan una huella imborrable.

Bueno, no os enfadéis conmigo, si alguna vez llega a mis manos otro libro de Narnia lo leeré pero no voy a hacer ningún esfuerzo para ello ;P

Una cosa para las dos: "La infancia es otra cosa" de Mario Benedetti :)

Anónimo dijo...

La historia me parece vomitiva, es sexista y simplona. Aunque lo de sexista se puede entender por la fecha en que fue escrito, sin embargo no se lo daría a mis hijos y alumnos para leer...

Anónimo dijo...

A mi me encantó el libro... y sobre todo el mensaje... como Jesús dió su vida por nosotros.
Dios los bendiga.

Anónimo dijo...

Yo me empecé a leer "El sobrino del mago" y no fui capaz de acabarlo. Machista se queda corto, yo diría que es bastante misógeno. Por mi a la hoguera con toda la obra de C.S. Lewis que hay mucha literatura fantástica que vale la pena sin tener que aguantar retrógrados como este.