18 de octubre de 2006

La verdad siempre es dolorosa

Quizá sea Medusa la mayor víctima histórica de difamación. Ella jamás convirtió a nadie en piedra y su única culpa fue la desgracia de tener un espejo insobornable en la mirada. Perseo, al ver el monstruo horrible que apareció ante sus ojos, no dudó en usar la espada. Siempre creyó que llevaba consigo la cabeza de la Gorgona sin saber que la que había cercenado era su propia cabeza desnuda.

(Segundo ejercicio para el curso de escritura creativa)

3 comentarios:

Maxtonso dijo...

Moooooooooooolaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...

Pero qué bien escribes.


Queremos un hijo tuyo!!!

agente_naranja dijo...

:-D

¡Perfecto!

Un besote

Tatiana Lloret dijo...

Pero que arte !!
Tienes q contarme cosilla de ese curso !