21 de octubre de 2006

Por favor, sea breve



En este libro se recoge una antología de relatos hiperbreves. Es una lectura interesante de un género muy actual y de ejecución mucho más difícil de lo que pueda parecer a primera vista.

El microrrelato, el relato breve, el microcuento, es una pieza narrativa de apenas un párrafo, a lo sumo dos, en la que se desarrolla una historia completa o se apunta a una historia completa que el lector debe construir (según los distintos autores pueden llegar a considerarse microrrelato textos narrativos de varias páginas).

El relato más corto de literatura es considerado por muchos el famoso relato de Monterroso:

"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí"

Los microrrelatos abarcan muy distintas temáticas aunque quizá lo más típico sea el uso de la intertextualidad y las referencias históricas o mitológicas.

Según estudios de Dolores M. Koch, Doctora en Literatura Hispanoamericana por la universidad de New York (información que me ha facilitado Edith Checa de Jirones de Azul), recursos que pueden utilizarse a la hora de escribir microrrelatos son:


  • RECURSO 1

    Utilizar personajes ya conocidos. biblícos, históricos etc o de la cultura popular.

    Un ejemplo, de Ana María Shua:

    “La ubicuidad de las manzanas”

    La flecha disparada por la ballesta precisa de Guillermo Tell parte en dos la manzana que está a punto de caer sobre la cabeza de Newton. Eva toma una mitad y le ofrece la otra a su consorte para regocijo de la serpiente. Es así como nunca llega a formularse la ley de la gravedad.


  • RECURSO 2

    Incluir en el título elementos propios de la narración que no aparecen en el texto del relato.

    En “La ubicuidad de las manzanas”, el título es la razón y gracia del relato, es decir , su resolución.

  • RECURSO 3

    Proporcionar el título en otro odioma.

    Con esto, se logra una mayor brevedad, pueden añadírsele también otras funciones al título, como por ejemplo, ubicar rápidamente al lector en otro tiempo o lugar determinado. Así tenemos:

    “Veritas odium parit”, de Marco Denevi:

    Traedme el caballo más veloz —pidió el hombre honrado—
    acabo de decirle la verdad al rey.


  • RECURSO 4

    Tener por desenlace rápido un coloquialismo inesperado o una palabra soez.

    Augusto Monterroso cuenta que cuando su Pigmalión se cansaba de sus Galateas, les daba una patada en. . . “salva sea la parte”

    Eso es crear el golpe de gracia que le sirve de desenlace.

  • RECURSO 5

    Hacer uso de la elipsis. Se logra mayor brevedad si no se dice todo.

    Veamos el texto íntegro de “Cláusula III”, de Juan José Arreola, que dice así:

    Soy un Adán que sueña con el paraíso, pero siempre me despierto con las costillas intactas.

    “Fecundidad”, de Augusto Monterroso:

    Hoy me siento bien, un Balzac; estoy terminando esta línea.



  • RECURSO 6

    Utilizar un lenguaje cincelado, escueto, con palabra certera.

    Gabriel Jiménez Emán nos proporciona un micro-relato humorístico:

    "El hombre invisible"

    Aquel hombre era invisible, pero nadie se percató de ello.


  • RECURSO 7

    Utilización de un formato inesperado para elementos familiares.

    Arreola por ejemplo en “Felinos”, Termina diciendo que si no hemos domesticado a todos los felinos fue exclusivamente por razones de tamaño, utilidad y costo de mantenimiento. Nos hemos conformado con el gato, porque come poco.

  • RECURSO 8

    Parodiar textos o contextos familiares.

    Se re-escribe la historia o algún pasaje bíblico. Se parodian dichos populares, frases hechas, situaciones o leyendas conocidas.

    Para lograrlo, el escritor se vale de la paradoja, la ironía o la sátira.

    Veamos un micro relato de René Avilés Fabila:

    "Apuntes para ser leídos por los lobos"

    El lobo…. observa al humano: le parece abominable, lleno de maldad, cruel; tanto así que suele utilizar proverbios tales como: “Está oscuro como boca de hombre”.


    Marco Denevi, una parodia moderna de un cuento muy viejo. El contexto ya está dado en el título y el escritor no tiene que describir la situación ni los personajes.

    "La bella durmiente del bosque y el príncipe"

    La bella durmiente cierra los ojos pero no duerme.Está esperando al príncipe. Y cuando lo oye acercarse, simula un sueño todavía más profundo. Nadie se lo ha dicho, pero ella lo sabe. Sabe que ningún príncipe pasa junto a una mujer que tenga los ojos bien abiertos.



Con estas herramientas se puede empezar a trabajar en un microrrelato. Me quedo a la espera de los vuestros ;)

4 comentarios:

sky4you dijo...

blog fichado para mí barra!

maruja de pro dijo...

Interesantisimo....yo creo que mejor ni lo intento...tendria que pensar y estoy en fase de neurona vaga.

Rosita Fraguel dijo...

sky4you, lo mismo digo del vuestro :)

Y María, te perdono por esta vez, pero mira que es un esfuercito pequeñoooo...

Maxtonso dijo...

A ver qué te parece:

Y el Windows Vista funcionó en un micro de 74 bits con 1 mega de RAM.

Besos.