6 de noviembre de 2006

Gritaron desproporcionadamente
sin que hubiera razón.
Ella vino luego
                                    -a destiempo-
pero para entonces los gritos
                                    ya se habían esfumado.

1 comentario:

Maxtonso dijo...

Esto lo acabo de vivir a 2 metros de mis carnes ahora mismito.

Qué miedo me ha entrado...